Revista LA FUNDACIÓN

Menu
Campaña de Prevención de Ahogamientos 2016

Campaña de Prevención de Ahogamientos 2016

por In Otros Contenidos (Portada), Prevención En 16 marzo, 2015


Prevenir ahogamientos es posible

Sol, calor, piscinas y playas. Amistades que, combinadas con imprudencias, despistes y algo de temeridad pueden resultar peligrosas y que se cobran cada año en nuestro país 480 personas ahogadas, cuatro de cada diez a consecuencia de accidentes mortales en julio y agosto. Muertes evitables en su mayoría con una buena prevención. Fundación MAPFRE, en colaboración con distintas entidades, como la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061) y otras instituciones de carácter local, han desarrollado la Campaña Prevención de Ahogamientos 2016 para minimizar los posibles riesgos de tu verano.

Autora: S. Carrizosa

Lo viví en primera persona. Hace un par de años, me encontré en la piscina de un hotel a mi mejor amiga del colegio, nada menos. Llevaba un niño de tres años y medio en brazos y con la euforia del encuentro lo soltó para abrazarme. Cruzamos apenas cuatro palabras mientras nos refrescábamos y súbitamente al echar de menos al niño, lo vio tras de ella, flotando, ligeramente morado sobre el agua, aunque todavía respiraba. Y es que como afirman los expertos un niño puede ahogarse en tan solo 20 centímetros de agua, en menos de dos minutos.

Los adultos somos los primeros responsables de la atención de los pequeños y debemos llevarles a piscinas y playas con los cinco sentidos, sin descuidar la vigilancia en ningún momento y asegurarnos que los establecimientos cumplen con los requisitos exigidos. Es nuestra obligación. Y es que el ahogamiento es una de las diez causas principales de muerte en niños y jóvenes en todo el mundo y causa más de 370.000 víctimas mortales al año. En nuestro país 4.800 personas han perdido la vida por un ahogamiento en la última década, si bien se han reducido en un 12% en los últimos cinco años. De ellas 1.800 fallecieron a consecuencia de accidentes en la piscina o en espacios naturales como playas, ríos y pantanos, según datos de Fundación MAPFRE.

Así, el perfil con mayor riesgo se repite cada año y corresponde a los mayores de 60 años (40%) a pesar de que en los últimos cinco años se han incrementado en un 15% los accidentes mortales en menores de 15 años. «En España hay más de un millón de piscinas, entre públicas y privadas y muchas de ellas, aunque parezca mentira, muchas de ellas no tienen todavía vallas ni un adecuado servicio de vigilancia» —asevera el sociólogo Amando de Miguel.

Los ahogamientos suponen la tercera causa de muerte infantil en el mundo, sobre todo en la franja de uno a cuatro años. Los ahogamientos, como avalan los estudios, pueden evitarse en su práctica mayoría, pero es necesario una mayor formación y concienciación en niños y adultos sobre medidas de prevención y pautas necesarias para saber actuar ante una emergencia.

En España cada año mueren 480 personas ahogadas, 4 de cada 10 en julio y agosto

Fundación MAPFRE ha llevado durante todo el verano la campaña Prevención de Ahogamientos 2016 que se ha desarrollado en Andalucía, Cantabria y Galicia con la colaboración de EPES 061, DYA Cantabria, Real Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander, Cruz Roja Cantabria, Protección Civil (Santander y A Coruña), Grupo de investigaciones Acuáticas y Socorrismo de la Universidad de A Coruña, y ADEACC (Bandera Azul). El director gerente de EPES 061 apunta que «los centros coordinadores del 061 en Andalucía atienden al año una media de 235 solicitudes de asistencia por ahogamiento, llamadas de auxilio que principalmente realizan socorristas, policías o bañistas que están siendo testigos en un momento dado de un incidente de este tipo».

Así el director general de Fundación MAPFRE, Julio Domingo, subraya la necesidad de que los centros impartan natación en las primeras etapas educativas, ya que a su juicio «se trata del mejor modo para prevenir ahogamientos en la población infantil». Y añade que «desde Fundación MAPFRE se está apostando de forma decisiva para que la formación en primeros auxilios llegue a toda la sociedad, sin exclusión de ningún grupo de edad» e indica como medidas preventivas clave «la importancia de bañarse acompañado; no alejarse de la orilla en espacios acuáticos naturales, como pantanos y lagos; evitar comidas abundantes antes del baño y pedir ayuda al teléfono de emergencias 112 o el del país en que nos encontremos cuando se ve a alguien en peligro».

Por su parte, el director gerente de EPES 061, Luis Olavarría, destacó en el acto de presentación de la campaña de prevención de ahogamientos que «la mayoría de los accidentes que sufren los más pequeños se producen en las piscinas, mientras que los adultos son los que solicitan más peticiones de asistencia en las playas, especialmente por no respetar las señales de peligrosidad del mar y por no bañarse poco a poco justo después de haber comido o haber tomado el sol durante un tiempo prolongado».

Datos reveladores

Un estudio realizado por Fundación MAPFRE en los veranos 2012-2013 en el que han colaborado 20 municipios con playas con servicios de socorrismo, revela conclusiones absolutamente novedosas e importantes para trabajar sobre ellas y evitar posibles accidentes. Así, por ejemplo, uno de los detalles que más llama la atención es que las situaciones de riesgo vital en las playas no solo se dan en el agua (65% de los casos), también ocurren fuera del agua (35%), lo que debe de tener muy presente el servicio de socorrismo.

De los 367 ahogamientos mortales que contempla el estudio en estos años el 76% de los casos en 2012 y el 72% en 2013 ocurrieron en lugares sin Servicio de Socorrismo o fuera de su horario, lo que significa que bañarse en lugares en los que no hay socorristas incrementa las consecuencias cuando se sufre un percance. Destaca también el hecho de que un pequeño porcentaje de los fallecidos mueren al intentar rescatar a personas o animales en peligro. Por ello, resulta crucial destacar que es difícil conocer y aceptar las limitaciones de cada uno en una situación en la que se ve en peligro a otra persona, pero es imprescindible aceptarlo y limitarse a activar el sistema de emergencias.

Para intentar reducir los riesgos que asumimos al acudir a playas y piscinas, Fundación MAPFRE insiste en comportamientos preventivos generales como atender las normas de seguridad, vigilar de cerca a los más pequeños, hidratarse frecuentemente, evitar las exposiciones prolongadas al sol, no realizar comidas abundantes antes del baño, entrar en el agua poco a poco, no meterse si se siente frío o cansancio, evitar juegos que puedan producir golpes y nunca ba- ñarse solo ni alejarse demasiado. Si vamos a pasar el día a las piscinas, tanto si son públicas como de nuestra propiedad o comunitarias, recomienda: instalar vallas con cierre seguro, utilizar chaleco flotante si no se sabe nadar, informarse sobre la profundidad de la piscina y no bucear cerca de las zonas de desagüe ni jugar cerca de las rejillas

HOMBRES, PRINCIPALES VÍCTIMAS

Fundación MAPFRE ha promovido la realización de un estudio para describir las características de los ahogamientos y otros eventos de riesgo vital en las playas españolas durante el estío.

Este estudio toma como referencia los años 2012-2013 en los que murieron por ahogamiento en el primer año 438 personas, de las que 358 fueron hombres (81,7%) y 80 mujeres (18,3%) y en 2012 algo menos: 422 personas en de las que 344 fueron hombres (81,5%) y 78 mujeres (18,5%).

La gran mayoría de los muertos por ahogamiento en España son hombres, por lo que los socorristas deberían practicar con víctimas de este sexo, que suelen ser más grandes y pesadas que las mujeres.

S.A.R. LA INFANTA DOÑA ELENA APOYA LA CAMPAÑA PREVENCIÓN DE AHOGAMIENTOS 2016

En la playa de La Malagueta, en Málaga, S.A.R. la Infanta Doña Elena, directora de proyectos de Fundación MAPFRE, participó este verano en la presentación de la Campaña Prevención de Ahogamientos 2016 que ha difundido Fundación MAPFRE.

En dicha presentación se recordaron algunas de las causas más frecuentes a la hora de sufrir un ahogamiento: entrar en el agua sin atender las indicaciones del socorrista, no saber nadar o hacerlo sin la suficiente preparación y desconocer el medio en el queremos darnos un baño.

En el acto, la Infanta Doña Elena estuvo acompañada del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el director general de Fundación MAPFRE, Julio Domingo; el delegado del gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz y Luis Olavarría, director gerente de EPES 061.

Una vez finalizada la presentación, se visitaron los talleres de prevención en los que se dieron a conocer los principales factores de riesgo, técnicas básicas de supervivencia en el agua y de reanimación (RCP) y conocimientos elementales de primeros auxilios en caso de ahogamiento.

ANTES DE BAÑARTE DEBES SABER

Del estudio de Fundación MAPFRE realizado en 20 playas en los años 2012-2013 se extraen importantes conclusiones que debes saber si vas de vacaciones a una playa.

1. Las horas a las que se producen más incidentes son entre las 12.00 y las 14.00 y entre las 18.00 y las 20.00. Por edades, la mayor siniestralidad se da en las franjas entre los 5 y los 9 años, los 20 y 24 años y entre los 50 y los 54 años.

2. Un alto porcentaje de los casos ocurridos dentro del agua está relacionados con actividades que, en principio, no suelen relacionarse con riesgos o peligros, como la natación recreativa, baño en reposo o juegos en el agua.

3. Las circunstancias más frecuentes son la fatiga, el agotamiento (en el 35% de los casos) y la pérdida súbita de conocimiento (en el 20% de los sucesos, a menudo debido a una hidrocución o «corte de digestión»).

4. Como dato positivo, la implicación de consumo de drogas en los ahogamientos es muy baja.

5. El mayor número de incidencias se produce mientras el baño estaba permitido (87%), al ondear la bandera verde. Con bandera roja el 13%.

6. El mayor porcentaje de situaciones de riesgo vital ocurre en bahías tranquilas (37%), seguido de playas con oleaje (27%) y de playas con corriente (20%).

7. La duración media del tiempo de intervención ante una emergencia de los servicios médicos fue de 15 a 50 minutos.

Cinco medidas para prevenir ahogos

Fundación MAPFRE recuerda algunas de las medidas de prevención de ahogamientos acuáticos propuestas por la Organización Mundial de la Salud, OMS:

1) Reducir la exposición a los peligros a través del uso estratégico de barreras.

2) Mejorar las habilidades de seguridad y natación.

3) Exigir el uso de sistemas de flotación personal.

4) Identificar y señalizar lugares peligrosos.

5) Supervisar las zonas de baño.


Sobre el autor

contribucion