Revista LA FUNDACIÓN

Menu
Informe sobre los asientos elevadores para menores en vehículos

Informe sobre los asientos elevadores para menores en vehículos

por In Otros Contenidos (Portada), Seguridad Vial En 11 marzo, 2015


Asientos elevadores, centímetros de vida

Cuando los niños son grandes para usar una silla pero no lo suficiente como para usar directamente el cinturón del vehículo es el momento de usar un asiento elevador. Sin embargo, por relajación o desconocimiento, muchos padres permiten que viajen sin ellos, comprometiendo la seguridad de los pequeños y la suya propia.

Autor: David Moreno | Fotos: Latinstock

Los pequeños de la casa han ido creciendo, se suben solos al coche, se abrochan por sí mismos… y se sienten mayores como para utilizar las «sillitas de coche» o, simplemente, ya no caben. Es el momento de los asientos elevadores, pero, sin embargo, seis de cada diez niños de entre 6 y 10 años dejan de utilizarlos demasiado pronto, pasando a usar directamente los cinturones de seguridad, con el peligro que ello implica. Una situación que se produce por relajación o desconocimiento de los padres. Para arrojar luz sobre ello, FUNDACIÓN MAPFRE presenta el informe Asientos elevadores: ¿Hasta cuándo hay que usarlos?, que refleja datos preocupantes: el 8 por ciento de los padres encuestados reconoce que cuando sus hijos van siendo mayores no utilizan ni sillita infantil, ni asiento elevador, ni el cinturón de seguridad. Una falta de sistemas de retención que es más frecuente en niñas (9,5 por ciento) que en niños (6,9 por ciento) y entre quienes pesan más de 36 kilos (36,1 por ciento) o tienen entre 9 y 10 años.

El estudio destaca que los niños de 6 a 9 años están expuestos a un riesgo mayor que el resto cuando viajan como ocupantes de vehículos. Su tasa de fallecidos es la más alta: 5,2 por millón de habitantes. Una circunstancia achacable a una mayor movilidad pero también a la utilización temprana del cinturón de seguridad en lugar de un sistema de retención adecuado a su edad o a su uso inadecuado. Jesús Monclús, Director del Área de Prevención y Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE, asegura que «dos de cada tres sistemas de retención se usan mal».

seg-via-sep-15-sillitas-02

Así, un 6 por ciento de los progenitores cambia demasiado pronto los asientos infantiles y un 20 por ciento lo hace demasiado tarde. Entonces, ¿qué está fallando? Desde FUNDACIÓN MAPFRE se insiste en la necesidad de mejorar el conocimiento sobre los Sistemas de Retención Infantil (SRI). «La seguridad infantil en los automóviles ha mejorado muchísimo en los últimos años, ha reducido en un 85 por ciento el número de fallecidos, pero todavía en 2013 murieron 24 niños», explica Monclús.

¿Edad, peso o altura?

El informe, realizado a partir de 810 encuestas a padres y madres con niños de entre 4 y 10 años, destaca que seis de cada diez progenitores ignoran que los niños deben dejar de usar sillitas infantiles cuando superan los 36 kilos y más del 40 por ciento no sabe la edad mínima para poder utilizar el cinturón de seguridad.

Elegir el Sistema de Retención Infantil correcto, que debe realizarse en función de la altura del niño, REDUCE EN UN 90 POR CIENTO las lesiones graves o mortales

Muchos dudan de si prevalece la edad, el peso o la talla. La respuesta: el SRI estará en función de la altura del niño. Y es que elegir el sistema de retención correcto reduce en un 90 por ciento las lesiones graves o mortales. Algo que los padres se toman muy en serio sobre todo cuando son pequeños, pero a medida que crecen se dejan de usar las sillas adecuadas, bien porque el menor no quiere o porque se considera más cómodo. De modo que optan por el uso del cinturón antes que por asientos elevadores el 28 por ciento de los niños de entre 6 y 8 años, y el 38 por ciento de los que tienen entre 9 y 10. La mitad de los encuestados aseguraron que «no se fían de la seguridad de esta clase de asientos. Sin embargo, pese a parecer muy simples, ofrecen mucha seguridad adicional», precisa Monclús.

Viajar detrás, más seguro

seg-via-sep-15-sillitas-03El informe de FUNDACIÓN MAPFRE revela que la gran mayoría de los niños utiliza el asiento trasero, y que los que se sientan en el delantero lo hacen más en recorridos cortos (41 por ciento), cuando el único adulto que viaja con ellos es el conductor (15,5 por ciento) o por otras «excusas » como comodidad, porque lo solicita el menor o porque se marea. Tan solo el 5 por ciento de los niños que viajan delante lo hace porque el coche va completo. Diversos estudios han demostrado que la instalación de sillas o asientos infantiles en las plazas traseras reduce en un 15 por ciento la probabilidad de lesión.

FUNDACIÓN MAPFRE recuerda que el asiento del pasajero delantero es mucho menos seguro que el trasero y, en particular, que el asiento trasero central, el más seguro de todos por estar más alejado de cualquier zona de impacto. Eso sí, siempre que la silla pueda instalarse de manera correcta en esta plaza o si solo tiene un cinturón de dos puntos o carece de reposacabezas. En este caso será mucho mejor la plaza lateral, y entre ellas, la derecha, ya que usualmente permite subir y bajar al niño desde la acera, y una mayor visibilidad del padre sobre el pequeño.

Y es que la comparativa está clara: en niños de entre 5 y 9 años, la utilización de asiento infantil o elevador previene el 57 por ciento de las lesiones frente al 24 por ciento del cinturón. Más del doble. Porque al elevar al niño sobre el asiento ayudan a que el cinturón de seguridad quede correctamente colocado y ejerza su función de seguridad. Eso sí, a partir de los 10 años el cinturón previene casi la mitad de todas las lesiones y hasta un 70 por ciento de las lesiones graves.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE se insiste en la necesidad de que los niños mayores sigan utilizando sillitas infantiles o asientos elevadores hasta los 12 años o midan más de 135 centímetros, como indica el Reglamento de Circulación, momento en el que ya pueden utilizar el cinturón de seguridad. Pero además, advierte de que si no queda ajustado con seguridad sobre el cuerpo del menor, seguirá siendo necesario el uso de asientos elevadores.

Alzador frente a cinturón

seg-via-sep-15-sillitas-04El uso precoz del cinturón de seguridad puede causar graves lesiones en el niño. Monclús señala que cuando «no quedan correctamente ajustados al cuerpo de los menores, reducen su efectividad a la hora de prevenir lesiones». Para los expertos, estará bien colocado si la parte superior pasa por encima de la zona media del esternón y de la clavícula, y la parte inferior se apoya en la parte superior de los huesos de las caderas. Además, hay que tener en cuenta que las rodillas del niño lleguen al borde del asiento, y las doble con comodidad, porque cuando esto no ocurre tiende a «escurrirse» hacia abajo, lo que supone un riesgo ya que el niño se desplazará por debajo del cinturón o arnés.

Si el cinturón pasa por encima del cuello o cerca, o por encima del estómago, resultará peligroso y significará que el niño debe seguir más tiempo en un asiento elevador.

Pero además, si se usa un asiento elevador, también hay que comprobar que todo esté correcto. Por ello, aunque los menores puedan abrocharse solos, conviene comprobar que el cinturón está bien ajustado o no retorcido. Lo correcto es ajustarlo de abajo a arriba, guiándolo por debajo del reposabrazos, y tensar con firmeza. Luego, guiar el resto del cinturón sobre el hombro aprovechando la guía incorporada en el cabezal de los elevadores con respaldo. En definitiva, el mejor será el que permita al pequeño apoyar toda la espalda, doblar las piernas con comodidad y mantener esa posición sin deslizarse hacia abajo.

Según la normativa de la Dirección General de Tráfico, hasta los 36 kilos y los 135 centímetros, los niños deben viajar sentados en sillas adecuadas, con arnés y reposacabezas.

La UTILIZACIÓN DEL RESPALDO reduce seis veces el riesgo de daños en la cabeza del menor

La importancia de usar un asiento elevador no ofrece dudas, pero ¿da igual que sea con o sin respaldo? La respuesta es no, pues existen estudios que argumentan que la utilización del respaldo reduce seis veces el riesgo de daños en la cabeza. Con un simple alzador no hay partes que protejan ni la cabeza ni el tórax en un impacto lateral, en el que el niño se golpea contra la puerta. Y es que, aunque el vehículo tenga airbags laterales, estos están diseñados para adultos, de manera que la cabeza de los niños queda por debajo de la zona de protección. Además, los elevadores con respaldo permiten que si el niño se queda dormido su cabeza esté protegida, en lugar de que se duerma sobre la ventanilla donde, con un solo frenazo, podría lesionarse.

La realidad en cifras

seg-via-sep-15-sillitas-01

  • El 8% de los padres encuestados reconoce que, al menos esporádicamente, no utiliza SRI para sus hijos.
  • Tan sólo un 35% sabe que los niños deben dejar de usar sillitas infantiles cuando superan los 36 kilos.
  • El 33,5% de los progenitores desconoce la estatura a partir de la cual la normativa española permite a los niños utilizar el cinturón de seguridad de los adultos.
  • El 25,3% de los padres no sabe o no está seguro de si los asientos elevadores son obligatorios en la legislación española.
  • 7 de cada diez indican que sus hijos viajan en vehículos conducidos por otras personas al menos una vez a la semana.
  • El 48% es usuario habitual de otros coches (tres o más días a la semana).
  • Aproximadamente 2 de cada 10 niños cambian su silla infantil del grupo I por un asiento elevador «demasiado tarde» cuando por su peso debería haberlo hecho antes.
  • El 6% de los niños cambia su sillita de bebé (grupo 0+) por un asiento elevador (grupo II) sin pasar por el paso intermedio que representan las sillitas infantiles del grupo I, lo que supone un riesgo evitable muy importante.
  • Sólo el 12% de los padres indica que ha recibido consejo por parte de expertos o técnicos en seguridad infantil para comprobar que las sillitas estuvieran correctamente instaladas.
  • Un 8,6% de los padres y madres encuestados declara haberse visto involucrado en un accidente grave en los últimos años.

Sobre el autor

contribucion