Revista LA FUNDACIÓN

Menu
Premio a la Mejor Iniciativa en Promoción de la Salud

Premio a la Mejor Iniciativa en Promoción de la Salud

por In Premios Sociales En 13 agosto, 2015


Cardiac Risk in the Young (CRY)

Compromiso con la investigación y la prevención de la muerte súbita

pre-soc-sep-15-18Cada semana fallecen 12 menores de 35 años como resultado de una enfermedad cardiaca no diagnosticada. Esta realidad era desconocida en 1995 cuando se fundó Cardiac Risk in the Young (CRY) en Reino Unido, con objeto de promover la investigación y prevención de la muerte súbita por enfermedad cardiaca, así como para atender a las personas enfermas y a las familias afectadas por una pérdida. Su trabajo de dos décadas, que ha salvado a miles de jóvenes, le ha valido uno de los Premios Sociales de FUNDACIÓN MAPFRE en 2014.

«Crear conciencia acerca de las enfermedades genéticas que afectan a jóvenes en apariencia sanos y saludables sigue siendo, 20 años después, mi objetivo actual». Con estas palabras, pronunciadas tras recibir el premio, resumió Alison Cox, fundadora y Directora de Cardiac Risk in the Young, el objetivo fundacional de la entidad.

Identificar a personas jóvenes con cardiopatías latentes que corren el riesgo de sufrir muerte súbita es su trabajo desde 1995; cardiopatías que generalmente se relacionan con enfermedades hereditarias que predisponen a un accidente fatal, sobre todo al practicar ejercicio. Como tarea fundamental para la prevención, CRY también acompaña a las personas que han sufrido la pérdida de un familiar por muerte súbita y realiza la identificación de quienes puedan encontrarse en riesgo potencial para que reciban el tratamiento adecuado y eviten circunstancias similares en el futuro.

El reconocimiento proactivo, antes de que se presente ningún síntoma, es «la única manera de salvar vidas, ya que la mayoría de los jóvenes que fallecen repentinamente padecen la enfermedad sin saberlo. La muerte súbita es el primer síntoma», señala Alison Cox, madre de un muchacho que fue diagnosticado de una grave enfermedad cardiaca a los 18 años.

CRY no recibe ningún tipo de financiación pública, sus fondos proceden de donaciones particulares y del esfuerzo de las familias que atiende. El premio supone una aportación de 30.000 euros.

pre-soc-sep-15-06Del cumplimiento de sus dos objetivos se desprende un utilísimo trabajo en investigación, que sus especialistas realizan sobre los datos recopilados sobre el terreno, y cuyos hallazgos son divulgados en las revistas médicas y científicas especializadas. Investigaciones que se desarrollan en el Centro de Enfermedades Cardiovasculares Hereditarias que CRY gestiona en el Hospital St. George de Londres, dirigido por el profesor Sharma. Allí ya se han formado 14 investigadores especializados en muerte súbita y se están formando en la actualidad otros siete. CRY concede tres tipos de becas: por un año (50.000 libras) para investigación, por dos años (100.000 libras) para un doctorado y por tres años (150.000 libras) para financiar una licenciatura en medicina.

En 2014 se realizaron reconocimientos a 16.000 jóvenes, cifra que podría alcanzar los 20.000 en 2016. Por otra parte, la existencia de Cardiac Risk in the Young ha propiciado su emulación en otras partes del mundo. Así, en Estados Unidos ha surgido Young Hearts for Life, una organización sin ánimo de lucro que realiza reconocimientos a gran escala entre los jóvenes y que también se financia con las aportaciones de familias que han sufrido algún caso de muerte súbita.

JURADO
PRESIDENTE: Ángel de Benito Cordón.
VOCALES: Mª Dolores Limón Tamés, Joaquín Poch Broto, Joaquín Rubio Agenjo, Gregorio Varela Moreiras y José Luis Zamorano Gómez.
VOCAL SECRETARIO: Antonio Guzmán Córdoba.

Alison Cox

Fundadora y Directora Ejecutiva

¿Ha crecido la concienciación sobre el riesgo cardiaco en las últimas dos décadas?

El crecimiento de nuestra base de datos es una manera sencilla de evaluar el aumento de personas a las que llegamos y que se registran para recibir información. CRY tiene la mayor base de datos de familias afectadas por muerte súbita cardiaca en el mundo respecto al tamaño de población. Gracias a ella sabemos que la incidencia de muerte súbita cardiaca es mucho mayor de lo que piensan los legisladores. También hemos advertido el aumento del número de artículos que tratan de concienciar al público.

¿Reciben apoyo de las empresas privadas?

La gran mayoría de los fondos donados a CRY procede de comunidades locales que se movilizan en respuesta a una muerte cardíaca súbita concreta, pero en los últimos cinco años CRY ha recibido un número de importantes donaciones de empresas privadas.

pre-soc-sep-15-03

Unir práctica clínica e investigación, ¿era un objetivo original?

Sí, nuestros objetivos son los mismos que cuando fundé CRY: concienciar,  apoyar a los afectados y crear un programa de detección «sin ánimo de lucro» que alimente la investigación. Claro que para conseguir la investigación el screening es necesario; por eso es tan importante concienciar.

La becas de investigación  fueron un gran avance…

En 2014 pusimos en marcha un programa de becas de investigación para permitir que investigadores sobresalientes se formaran con el profesor Sanjay Sharma y con CRY durante seis meses antes de volver a sus países de origen. El premio de FUNDACIÓN MAPFRE permitirá a CRY ofrecer esta oportunidad a un médico español destacado que luego regresará y ayudará en la prevención de muerte cardiaca súbita en España.


Sobre el autor

rv_fundacion